¡Buen día de Lama Tsongkhapa a todos!

Pues sí, hoy 30 de noviembre se conmemora por budistas tibetanos de todo el mundo el Día de Lobsang Drakpa, más conocido como Lama Tsongkhapa, el gran maestro iluminado que revolucionó el modo en que los tibetanos practicaban el Dharma, dando lugar a la tradición Gelugpa y organizando, por primera vez en la historia, todas las enseñanzas de Buda de forma que se pudieran estudiar paso a paso, leyéndolas por orden, facilitando enormemente el camino a millones y millones de practicantes desde el siglo XV.

No dudes ponerte en contacto con tu centro de Dharma más cercano, si no lo has hecho ya, para saber si organizan para hoy actividades especiales. Hoy se recomienda hacer prácticas de ofrecimiento a Je Tsongkhapa, como el Guru Yoga, escuchar enseñanzas y realizar prácticas relacionadas con el Lam Rim Chen Mö, y preparar ofrecimientos extensos. Se considera especialmente auspicioso preparar mil ofrecimientos completos: Es decir, el ofrecimiento habitual de agua para beber, agua para lavarse, flores, incienso, luz, perfume, comida y música… ¡multiplicado por mil! Si no te es posible, haz cuantos cientos de ofrecimientos te sean posible, aunque sólo sea uno ofreciéndolo con devoción a Tsongkhapa, o encendiendo cuantas velas te sea posible, incluso mil si está en tus posibilidades.

Lobsang Dragpa fue reconocido como lama a los tres años de edad, siendo considerado una emanación de Manjushri, el Buda de la Sabiduría. Estudió en todas las escuelas, inspirándose sobre todo en la sabiduría de los sabios geshes Kadampa, la orden formada por los discípulos del santo Atisha, reformando su Lam Rim original para que fuese más fácil de estudiar y comprender, y fundando el monasterio de Gaden entre otros, dando lugar a su propia nueva tradición, la escuela Gelugpa, actualmente la más popular de las tradiciones budistas tibetanas y a la que pertenece Su Santidad el Dalai Lama.

Figura de Manjushri

Él mismo era un ejemplo vivo de devoción, dedicando la totalidad de su vida al estudio, la meditación, la devoción a sus maestros y los enormes esfuerzos que ponía en todo aquello que hacía relacionado con el Dharma, sin tomarse ni un solo momento para pensar en sí mismo. Sus logros y realizaciones, tanto a nivel personal e histórico como espirituales son verdaderamente asombrosas. De hecho, fue el mismo Buda Sakyamuni quien veinte siglos antes profetizó su aparición, cuando el propio Manjushri era discípulo suyo y el Buda le dijo:

«Después de mi muerte, cuando mi doctrina pura haya desaparecido, aparecerás como un ser ordinario. Realizarás las obras de un Buda y establecerás la Tierra Gozosa, la Gran Protectora, en la Tierra de las Nieves».
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s