Lama Lhundrup es incinerado tras cinco días de meditación post-mortem

Lama Lhundrup y Lama Zopa durante una charla de Dharma.

“El 5 de septiembre, Lama Zopa Rimpoché se inclinó acercándose mucho a Lama Lhundrup para oir su voz mejor. Era muy suave, un susurro muy suave: “Incluso el más pequeño de los placeres pertenece a la naturaleza del sufrimiento”, dijo Lama Lhundrup. “Si tengo que irme al reino de los infiernos, que sea capaz de tomar todo su sufrimiento, que recaiga sobre mí”. La atmósfera era muy, muy silenciosa y tranquila. La conversación parecía tan íntima, entre los dos viejos amigos. No hubo emociones, tan solo fue un intercambio cercano e íntimo.

La noche del 6 de septiembre, Rimpoché fue a ver a Lama Lhundrup. Inmediatamente, Lama Lhundrup dijo en inglés: “No existo”. Entonces hubo una breve conversación sobre Dharma. Después, Rimpoché nos explicó que, en su opinión, Lama Lhundrup había estado meditando profundamente sobre la vacuidad, así que tal vez sus palabras se refiriesen a su experiencia meditativa. Rimpoché dijo: “Lama Lhundrup no ha manifestado ninguna señal ordinaria de cercanía a la muerte. Los buenos practicantes no tienen ningún miedo a la muerte, sino que la ven como un camino, algo por lo que se viaja, algo por lo que pasas. Te sirves de la experiencia de la muerte. La muerte no es algo a lo que tener miedo y no deberías pensar en ello como nada importante”. Según Rimpoché salía de la habitación, Lama Lhundrup siguió repitiendo, con las manos en mudra de postración: “Gracias, gracias, gracias, gracias…”

Más tarde, por la mañana, llamaron a Jo para que fuera a la habitación de Rimpoché. Rimpoché preguntó qué estaba pasando. Jo explicó que Lama Lhundrup estaba rechazando las medicinas y la comida. Rimpoché hizo llegar un mensaje a Lama Lhundrup diciendo: “Hagas lo que hagas, tomes medicinas o no las tomes, comas o no comas… la muerte llegará igual, así que por favor, acepta las medicinas y la comida y relájate”. Tan pronto como Lama Lhundrup recibió el mensaje lo aceptó inmediatamente, comió y se tomó las medicinas y pareció quedarse mucho más tranquilo.

Esa noche, el día 7, apenas pasadas las 11 de las noches, mientras todo el monasterio estaba haciendo el Lama Chöpa de Heruka para Lama Lhundrup, Sangpo y Geshe Jangchub fueron a la habitación de Lama Lhundrup para hacerle un ofrecimiento de dinero de la puja. Cuando entraron, parecía que Lama había fallecido, porque no estaba respirando. Inmediatamente fueron a avisar a Rimpoché. Inmediatamente entró Kunkhen en silencio. Tras examinarle detenidamente, en ese mismo momento, vió cómo Lama Lhundrup tomó aire por última vez.”

Según se explicó tras confirmarse la noticia, Lama Lhundrup permanecería en meditación durante un tiempo. Únicamente después de observarse los signos espirituales de la muerte, se sabría que Lama habría dejado de meditar, muriendo definitivamente. Por fin, Lama Lhundrup fue incinerado el lunes 12 de septiembre, entre las 15:30 y las 20 horas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s