Marihuana, Papa Francisco, inmolaciones… Nueva entrevista del Dalai Lama para TIME

Con motivo de un nuevo viaje a Estados Unidos, Su Santidad el Dalai Lama ha concedido una entrevista a la prestigiosa revista Time, que tuvo lugar ayer miércoles en Washington, DC. Time ha publicado un fragmento de esta entrevista en su web.

Entrevista de Elizabeth Dias. Traducción de Carlos J. de Pedro para ¡Libertad Para Tíbet!

La libertad tibetana fue un asunto importante para Estados Unidos, pero hoy en día parece que no se le presta atención. ¿Qué ha pasado?
Cualquier problema al principio está fresco. Entonces el tiempo pasa… Yo siento que el conflicto tibetano, en comparación, sigue estando bastante en auge en todas partes.

¿Se ha distanciado EEUU de los problemas de Derechos Humanos en China porque ahora Pekín es una potencia económica más importante?
No, no lo creo. La libertad, la democracia, la justicia, son principios americanos. Para algunas personas, la economía es más importante, y eso es un error. Mira en África, en Siria… Debido a la falta de principios morales, la vida humana deja de tener valor. Los valores morales, la honestidad, son un valor fundamental. Si perdemos eso, entonces no hay futuro.

¿A qué problemas mundiales piensa que debería EEUU prestar más atención?
La ecología. La costa Este de EEUU tiene ahora unas nevadas poco habituales. En Inglaterra y en la India también está cambiando el clima. Algunos científicos creen que el cambio climático es la causa de que se derrita el Polo Norte, y eso afecta a todos estos comportamientos climáticos inciertos. Yo pienso que deberíamos escuchar a esos científicos y expertos.

¿Facebook y Twitter nos ayudan o nos perjudican en cuanto a nuestra felicidad?
Depende de cómo se usen. Si la persona tiene cierta fuerza interior, cierta confianza, no hay problema. Pero si la persona es débil mentalmente, entonces hay más confusión. No se puede echar la culpa a la tecnología. Depende de quién sea el usuario de esa tecnología.

TIME fue una de las publicaciones que más atención prestaron al exilio del Dalai Lama en 1959.

Usted apoya el uso médico de la marihuana. ¿La ha fumado alguna vez?
No, nunca. Esta clase de sustancias por lo general se consideran veneno, algo muy malo. Pero para enfermedades en particular, a veces se usan deliberadamente. Eso es cosa del doctor, o de los científicos. La habilidad de juzgar es algo muy único. Nuestro cerebro es algo muy especial. Si algo resulta dañado, es horrible. Así que el alcohol y las drogas son algo muy malo.

¿Qué piensa que el Papa Francisco y la Iglesia Católica pueden aprender de la visión budista de la mujer?
Generalizando, cada cual debería seguir su tradición, pero a veces tenemos que juzgar de acuerdo con la nueva realidad. Por ejemplo, los derechos feministas son muy importantes. Su Santidad el Papa, pienso que es muy, muy realista y muy estricto. Me resultó muy admirable por su parte que expulsara a un obispo alemán que vivía una vida de despilfarros y lujos.

¿Qué le diría a un tibetano que está a punto de sacrificarse inmolándose?
Primero decir que es algo muy, muy triste. La vida humana es algo muy, muy precioso. Este es un asunto político muy delicado. Diga lo que diga, los chinos más extremistas siempre lo van a manipular. Y además, yo ya me retiré de la política hace años. Así que creo que lo mejor es mantenerme en silencio.

¿Cree que la rivalidad entre India y China es algo bueno para Asia y para la causa tibetana?
En absoluto. Las relaciones genuinamente buenas basadas en la confianza mutua podrían significar una contribución significativa al desarrollo económico así como a la educación y la espiritualidad. Así que hay poco margen para desarrollar la confianza entre India y China.

¿Qué opinión le merece el nuevo presidente chino, Xi Jinping?
Está empezando a combatir la corrupción de forma muy valiente, sin miedo. Pero el auténtico desarrollo debe darse en las áreas rurales. La solución no es edificar nuevas y grandes ciudades. 1.300 millones de chinos tienen también derecho a conocer la realidad; la censura es un método poco realista que sólo consigue despertar la desconfianza y la sospecha. El sistema judicial chino también debería elevarse a la misma altura que los demás sistemas judiciales internacionales estándar. Sólo entonces esos millones de pobres personas podrán tener algo de protección.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s