Su Santidad el 17º Karmapa: "108 cosas que puedes hacer" por el medio ambiente

<< Volver al índice de enseñanzas

Documento producido durante la I CONFERENCIA KAGYU SOBRE PROTECCIÓN MEDIOAMBIENTAL celebrada del 21 al 25 de marzo de 2009 en el Instituto Vajra Vidya (Sarnath, India). Para más información, por favor contacta con greenkagyu@gmail.com

DIEZ COSAS QUE PUEDES HACER PARA MARCAR LA DIFERENCIA

1. Haz oraciones de aspiración. Hacemos oraciones de aspiración por todos los seres sintientes. Esto debería incluir también a la Tierra, que nos mantiene y nos da vida. Podemos rezar por un mundo más armonioso donde los humanos reconozcan cómo sus acciones han dañado a la Tierra, y por que cambien este comportamiento.

2. Lee, discute y desarrolla un entendimiento de asuntos medioambientales y cómo te afectan, a tí y a tu comunidad.

3. Hazte vegetariano. No solo practicarás compasión por todos los seres sintientes, sino que reducirás los recursos naturales que utilizas. Se necesitan unos 100.000 litros de agua para producir un kilo de carne de ternera, y tan solo 750 litros para producir un litro de trigo.

4. Vive de forma sencilla. Practica tus votos de Vinaya* y vive de forma tan sencilla como te sea posible, sin posesiones innecesarias.

5. Educa a la gente sobre los valores ecológicos. Siempre que sea posible, cuenta historias de tradiciones budistas que ilustren la armonía entre la gente y la naturaleza.

6. No te limites a amontonar basura. Recoge tus desechos y deshazte de ellos adecuadamente.

7. Usa menos papel. Se cortan un montón de árboles para producir papel. Incluso decisiones sencillas, como imprimir por las dos caras de la misma hoja, ya son un gran paso.

8. Usa menos plástico. Usamos bolsas de plástico durante unas pocas horas, a menudo durante apenas unos minutos. Sin embargo, se necesitan más de 500 años para que una bolsa de plástico se biodegrade del todo en el vertedero.

9. Cuando hagas ofrecimientos, hazlos saludables. Compra fruta mejor que dulces, y plantas enteras en lugar de cortar flores.

10. Apaga el interruptor: Si una luz o un aparato eléctrico está encendido y nadie lo está usando, apágalo.

* Votos de Vinaya: Los votos reservados a los monjes.

ACTIVIDADES QUE TU MONASTERIO PUEDE HACER EN LA COMUNIDAD. PROTEJAMOS LOS BOSQUES.

11. Propón que cada vez que un nuevo monje o monja se integre en el monasterio, plante un nuevo árbol como forma de compromiso para servir al mundo. Su compromiso debería extenderse a cuidar del brote hasta que se convierta en un árbol adulto.

12. Los monasterios que necesiten madera como material de construcción deberían proponerse plantar el doble del número de árboles que hayan necesitado.

13. Animad a la gente que cuelga muchas banderas de oraciones que no utilice una vara de bambú para cada una, sino que ponga varias banderas alineadas juntas.

14. Designad un espacio sagrado en los terrenos del monasterios para que podáis acercaros más a la naturaleza. Poned banderas de oración alrededor de donde nazca un arroyo, o alrededor de un grupo de árboles, o en una gran zona silvestre con una bonita vista, y animad a toda la comunidad monástica a que lo utilice como espacio de meditación.

15. Planta árboles en áreas especialmente degradadas. Que se convierta en una práctica más plantar árboles en zonas donde haya muchos deslizamientos de terreno, y sobre la zona alta de las brechas que se generen.

16. Colabora con el departamento forestal de la zona o con organizaciones ecologistas para saber qué árboles es más adecuado plantar. Selecciona especies de árboles que sean autóctonas. Esto significa que tendrán más posibilidad de sobrevivir.

17. Tras seleccionar la zona, coloca los plantones alternándolos con árboles jóvenes y adultos. Esto proporcionará un hábitat más natural y animará a los animales silvestres a acercarse por allí.

18. Mantén la zona protegida del ganado y minimiza la extracción de recursos (paja, piensos, medicinas, etc) durante algunos años.

19. Supervisa la zona reforestada a largo plazo y experimenta con la combinación de plantones de árboles diferentes. No es suficiente plantar uno: Debes ocuparte de él y asegurarte de que crece.

20. Aprovecha ocasiones sagradas para llevar a cabo actividades ecológicas. Si los monasterios hacen esto, la conexión entre budismo y protección medioambiental quedará más clara para el público general.

21. Fomenta la gestión comunal de los bosques. Si hay tierras comunes en la zona y se degradan, trabaja con las comunidades y ONGs locales para establecer una política de reforestación que beneficie a todos.

22. Exprésate contra la extracción y comercio ilegal de madera. Los bosques son de toda la comunidad, no de quienes los cortan.

23. Usa papel reciclado siempre que sea posible. Los pechas (libros tradicionales tibetanos) y otros libros usados regularmente en los monasterios pueden hacerse en papel reciclado.

24. Utiliza biogas como alternativa a la calefacción con madera. En las zonas donde la gente todavía depende de la madera como su principal fuente de combustible, deberían plantearse usar gas. Una simple planta de gas pueden ayudar con el problema del gasto de madera como energía para humanos y animales.

PROTEGE LA VIDA SALVAJE

25. Interésate por la vida animal que hay en tu zona. Incluye estos animales en tus oraciones y en tus enseñanzas.

26. Enseña a la comunidad a sentir respeto por todos los seres vivos.

27. Si vives en una zona boscosa, protege a los seres que viven allí.

28. Si sabes de gente que cace o participe en el comercio ilegal de vida salvaje, aconséjales sobre lo que supone matar especies protegidas. Algunas especies animales están a punto de desaparecer de la faz de la Tierra para siempre jamás, debido a la actividad humana. Es tu deber evitarlo.

29. No compres pieles, marfil, u otros productos que provienen de animales amenazados. Comprando estas cosas estás contribuyendo personalmente con la extinción de especies enteras.

30. Si puedes, anima a tu comunidad local a renuciar a las pieles de tigres, leopardos, nutrias, etc. Ya solo quedan menos de 1500 tigres en toda la India. Pronto, podría no quedar ninguno.

31. Piénsatelo dos veces antes de usar medicinas tradicionales. Aunque seamos vegetarianos, a menudo consumimos productos cárnicos cuando tomamos una medicina tradicional. Peor que eso, muchas medicinas se elaboran a partir de productos derivados de animales en vías de extinción. Busca alternativas. (Nota: Por “medicinas tradicionales” Su Santidad se refiere a la medicina científica moderna que conocemos habitualmente).

32. No compres coral. El coral es un animal vivo que vive en los océanos; proporciona alojamiento para otros animales como peces y cangrejos. Debido al calentamiento global las distintas especies de coral están bajo un gran peligro, y si desaparecen, gran parte de la biodiversidad de los océanos se perderá.

CONSERVACIÓN DE RÍOS, LAGOS Y HUMEDALES

33. ¡No tires basura a los ríos! Recuerda que los ríos pueden continuar su recorrido durante miles de kilómetros más adelante y pueden ser la única fuente de agua poteble para millones de personas.

34. En las zonas cercanas a una fuente de agua, delimita una frontera y mantén ese área libre de desperdicios.

35. Mantén al ganado y otros animales de granja alejados de las fuentes naturales de agua. A menudo, las heces del ganado son la razón para que el agua tenga bacterias que producen enfermedades (coli, giardia, cólera…)

36. Planta vegetación en las orillas de los ríos y lagos para protegerlos y para mejorar la calidad del agua. Los lagos y rios cubiertos de algas verdes suelen sufrir de tener demasiados nitratos, que se encuentran en fertilizantes y pesticidas. Protégelos colocando alrededor plantas nativas.

37. Si los terrenos de tu monasterio son utilizados por granjeros, anímales a hacer agricultura ecológica usando pocos pesticidas o fertilizantes. Por contra, promota el uso de productos como abono y compost naturales. La mayoría de pesticidas y fertilizantes se acaban escapando a las vias de agua cercanas cuando llueve.

38. Protege los humedales de la expansión agrícola. Más de la mitad de las tierras húmedas del mundo ya se han perdido. Una forma de saber si los humedales están sanos es contar cuántos tipos diferentes de pájaros viven en ellos.

39. Regenera humedales. Los humedales son el sistema natural que tiene la Tierra para filtrar agua contaminada; purifica de forma natural el agua polucionada. Si conocías zonas húmedas que se están perdiendo, haz que el agua se distribuya y coloca plantas adecuadas.

40. Si necesitas construir una carretera de acceso, no lo hagas sobre un río. La mayoría de los sedimentos acabarán en al agua y será demasiado turbia para que los peces puedan sobrevivir.

CONSERVA EL AGUA DE TU MONASTERIO

41. Cierra el grifo mientras te cepillas los dientes. Ahorrarás hasta 10 litros al día.

42. Llena una botella con agua y ponla dentro de la cisterna del wáter. Esto ahorrará agua cuando se tire de la cadena.

43. Arregla las goteras y repara cualquier grifo o conducto de agua que gotee.

44. Usar un cubo para asearte en lugar de dejar la ducha abierta ahorra un montón de agua. De igual manera, usa un cubo para lavar tu ropa en lugar de dejar correr el grifo.

45. Usa filtros de agua, en lugar de comprar agua embotellada. En lugar de poner botellas de agua en las reuniones, pon jarras de agua filtrada.

46. Instala energía solar para que haya agua caliente en todo momento.

47. Llena la tetera o la cafetera únicamente con la cantidad de agua que vayas a necesitar. Además ahorrarás energía.

48. En zonas secas, recolecta el agua de lluvia. Puedes hacerlo instalando canalones que comuniquen con un depósito con grifo. Este agua puede usarse para el jardín. Si se diseña de forma apropiada, también puedes conseguir que el agua de lluvia sirva para beber.

49. En zonas secas, riega el jardín por la mañana temprano o al anochecer. Esto hará que la mayor parte del agua se absorba, en lugar de evaporarse con el calor.

50. Reutiliza el agua que es ofrecida en los altares. Los monasterios pueden ahorrar mucha agua usando el agua de los ofrecimientos para regar las plantas.

ADOPTA DISEÑOS VERDES

51. En climas fríos, diseña los nuevos edificios de cara al sur para que los dormitorios y áreas más utilizadas por los monjes sean más cálidas por la noche y tengan más luz durante el día. Crea ventanas grandes para maximizar la luz y el calor.

52. En climas cálidos, crea sombras para enfriar los edificios. Planta árboles cerca de la cara sur del monasterio.

53. En climas cálidos, pon enredaderas (por ejemplo, buganvillas) en las paredes más calientes del edificio. Esto creará una capa de aire fresco entre la pared y la luz del sol.

54. Planta un “tejado verde”. Instala un tejado ondulado metálico para que la tierra de las plantas no vaya directamente sobre el cemento. Si se hace en ángulo la lluvia puede resbalar hacia abajo. Crea un jardín sobre la superficie metálica. Esto hará que el edificio esté más fresco en su interior porque la luz solar será absorbida por las plantas.

55. Pinta el tejado de colores claros y conseguirás una gran diferencia. Bajo pleno sol, una superficie negra u oscura puede ponerse a más de 40 grados más caliente que una superficie blanca o plateada.

56. Diseña las aulas y talleres para que miren al este, para beneficiarse de la luz del amanecer.

57. Planea el paisaje alrededor de los nuevos edificios. Plantar árboles de hoja caduca (los que tienen hojas en verano y se quedan pelados en invierno) en la cara sur para que den sombra en verano y dejen pasar la luz en invierno.

58. Maximiza el uso de luz natural. Pinta las paredes de colores claros para iluminar las habitaciones. Mantén abiertas las cortinas durante el día para que entren la luz y el aire.

59. Planta árboles o setos alrededor de los monasterios y entre el monasterio y la carretera más cercana. La vegetación capturará la mayoría del polvo de la carretera antes de que llegue al monasterio.

60. Poner árboles en los caminos que conducen al monasterio hace que se purifique la atmósfera y se cree serenidad en los alrededores.

61. Cread vuestros propios huertos. Es importante tanto para la salud como para el medio ambiente comer más alimentos de hoja verde. Hacer crecer vuestros propios alimentos también ayudará a que los monjes más jóvenes comprendan mejor la interdependencia entre nosotros y la naturaleza.

62. Planta árboles frutales. Esto significará un gran beneficio. Planta los mismos frutales que sean autóctonos de la zona y que hayan cosechado nuestros antepasados.

AHORRA ENERGÍA Y SÉ RESPONSABLE CON EL CARBONO

63. Planta un árbol tú personalmente. Un solo árbol puede absorber más de una tonelada de dióxido de carbono a lo largo de su vida y produce suficiente oxígeno para una familia de cuatro personas.

64. Planta bambú. El bambú almacena más dióxido de carbono y genera más oxígeno que otras especies.

65. ¡Comparte el coche! Si un número de personas se dirigen al mismo sitio, compartid un único vehiculo en lugar de ir en distintos.

66. Usa iluminación responsable. Usa bombillas fluorescentes compactas, que usan un cuarto de la energía de una bombilla incandescente. ¿Cómo puedes saber que una bombilla consume demasiado? Acerca una mano sin llegar a tocarla: Si sientes el calor, deberías saber que la gran mayoría de energía que produce se pierde con ese calor, no por dar luz.

67. Usa bombillas de bajo consumo en las gompas principales. A menudo se encienden todas las luces de la gompa durante las enseñanzas, pero esto suele ser innecesario si la zona central ya está bien iluminada.

68. Coloca luces en el suelo y el techo de las esquinas. Reflejarán más luz que si están colocadas en el centro o en medio de una pared.

69. Si es posible, utiliza multiplicadores de corriente en lugar de ocupar muchos enchufes distintos. Esto hace que se consuma menos energía.

70. Usa pilas recargables. Las pilas están fabricadas con sustancias tóxicas, por lo que es mejor para la salud y para el medio ambiente usarlas recargables.

71. Apaga tu ordenador por la noche. Consume mucha más energía dejarlo encendido que apagarlo y volverlo a encender.

72. Desenchufa los cargadores y otros aparatos eléctricos cuando no se estén usando. Un cargador sigue consumiendo energía cuando no lo tienes conectado al aparato.

73. Dale tu antiguo teléfono a alguien o hazlo reciclar. Los teléfonos móviles tienen sustancias tóxicas. Es mejor darles un nuevo uso que tirarlos o incluso reciclarlos.

74. Cuando se compre un ordenador para el monasterio, considerad que sea un portátil. Un portátil consume un 90% menos de energía que un ordenador de sobremesa.

75. Para las habitaciones oscuras altas y para las gompas, instala tubos solares. Son algo parecido al tubo de una chimenea con un interior reflectante que hacen que la luz del sol penetre en habitaciones oscuras sin necesidad de electricidad.

76. Usa energía solar en áreas en la que sea aprovechable. La energía solar es utilizada en toda la meseta tibetana y en los Himalayas para calentar agua, generar luz, y calor. Una tecnología simple como cafeteras solares o paneles solares son fáciles de adaptar. (Asegúrate de que la luz del sol llega directamente y es consistente desde un ángulo amplio).

77. Explora las posibilidades de la energia eólica. La energía del viento es una tecnología limpia que no tiene efectos negativos en el medio ambiente. El viento hace girar unos rotores que producen energía a través de una turbina. Puedes valerte de esta energía para bombear agua, moler grano o generar electricidad. (La energía eólica requiere un viento de al menos 5 metros por segundo de velocidad. El sistema debe estar localizado en lo alto de una montaña o en un claro donde el viento sea potente y consistente).

ADÁPTATE AL CAMBIO CLIMÁTICO

78. Aprende más sobre cómo el cambio climático afectará a nuestro medio ambiente. Muchas áreas de los altos Himalayas están en peligro por riesgo de que los lagos glaciares se desborden. Debes informarte sobre si tu zona se podría ver afectada por alguna amenaza parecida. Contacta con ONGs y oficinas gubernamentales.

79. Infórmate sobre gestión de desastres. Si una comunidad es víctima de un desastre, como un corrimiento de tierras o inundaciones, los monasterios deberían dar ejemplo a la hora de estar preparados. Esto incluye saber cómo organizar una evacuación y planes sanitarios.

80. Intenta ser autosuficiente. Usar energía solar y eólica, recolectar el agua de la lluvia o planear posibles emergencias médicas con antelación pueden ser cruciales en caso de un desastre natural. Ser autosuficientes de este modo significará que podrás ayudar a los demás ante estos impactos climáticos.

81. Prepárate para una emergencia sanitaria. Deberías tener un plan sobre cómo facilitar ayuda sanitaria. Dado que muchos monasterios ya lo hacen, podéis ayudar en actividades así.

REDUCE, REUSA, RECICLA

82. Minimiza el uso de plásticos. ¡El Programa Medioambiental de la ONU estima que la gente usa 16.000 bolsas de plástico por segundo!

83. Usa materiales naturales para los platos y vasos cuando se reune un gran número de personas.

84. No uses vasos o platos de plástico, papel o espuma industrial. Tardan cientos de años en degradarse.

85. Lleva una bolsa o carrito para hacer la compra en lugar de depender de las bolsas de plástico.

86. Recicla las katas de seda. En lugar de vender katas nuevas, se puede cobrar a los devotos una pequeña cantidad de dinero por una kata usada. Dado que la producción de seda conlleva la muerte de gusanos, esto también es beneficioso desde una perspectiva de Dharma.

87. Generad compost en la cocina del monasterio. Dedicad un área o colocad un bidón cubriéndolo con una alfombra vieja o plásticos para retener el agua y el calor. Añadir la misma cantidad de materia verde, como plantas y restos de verduras, y materia marrón como papel y pequeños palos. Removed el compost cada pocas semanas para asegurarse de que se descompone correctamente y no produce metano. El compost puede usarse como abono en los jardines en lugar de fertilizantes, y también puede ser vendido a los granjeros de la zona.

88. ¡Separa la basura! La forma más fácil es tener tres cubos en lugar de uno y dedicar uno al papel, otro a plásticos y metales, y otro a basura orgánica. Así se tendrá la oportunidad de conservar, reutilizar o incluso vender el material que se tire.

89. Acostumbra a todos los monjes del monasterio a hacer uso del área de compost y de los cubos de reciclaje.

90. En los monasterios deben enseñarse normas de tratamiento de basuras.

91. Organizad días de limpieza general, invitando a la gente de los alrededores a participar. Puede hacerse durante el Día Mundial de la Tierra, o el Día del Medio Ambiente.

92. Si a un monasterio le sobra algún tipo de material, debe compartirse entre la comunidad con quien pueda necesitarlo. Nuestro linaje viene del Tíbet, donde muchos monasterios son muy pobres materialmente y la vida es muy dura. Comparte tus recursos con ellos, lo que se transformará en buena fortuna.

ACTIVIDADES EN LAS QUE TODO EL LINAJE KARMA KAMTSANG PUEDA PARTICIPAR…
DA ESPERANZA, BUSCA SOLUCIONES, CONSTRUYE ARMONÍA

93. Invierte en formación y educación para las generaciones jóvenes. Son los herederos de nuestro legado y vivirán más tiempo con las consecuencias.

94. Crea una clase sobre protección medioambiental. Puedes invitar a ONGs locales o expertos para dar charlas y animar a realizar actividades en las que los jóvenes monjes y monjas puedan participar.

95. Utiliza un manual sobre medio ambiente como texto para enseñar inglés en vuestro monasterio. Esto inspirará una concienciación ecológica a los monjes y monjas desde que son pequeños.

96. Intenta contactar con gente dentro y fuera de tu comunidad que tengan la posibilidad de hablar sobre los problemas medioambientales. Esto incluye ONGs, entidades gubernamentales, los medios, etc.

97. No despilfarres la comida. Los cocineros deben calcular cuánta comida es necesaria y prepararla en consecuencia. Del mismo modo, cada uno debe pensar cuánto puede comer y servirse adecuadamente. Tirar comida está en contra tanto del Vinaya como de los valores ecologistas.

98. Libera pájaros y peces. Esta es una actividad especialmente beneficiosa. Sin embargo, asegúrate de que los animales que liberas son naturales de la zona.

99. La unidad hace la fuerza cuando se trata de problemas relacionados con el cambio climático. La meseta tibetana ha experimentado la subida de un grado centígrado en tan solo la última década. Debemos minimizar el uso de plantas que funcionan con carbón y las petrolíferas, especialmente en países como Estados Unidos, China e India. Para conseguirlo, debemos formar parte del movimiento mundial que intenta alcanzar resultados a gran escala.

100. Organiza proyectos modelo sobre reciclaje de resíduos. Los monasterios pueden ser pioneros en el uso de materiales reciclados, como bolsas escolares o de la compra confeccionadas con plásticos reciclados. Poniendo en marcha planes estratégicos similares, se contribuirá de un modo notable a la comunidad.

SU SANTIDAD EL KARMAPA HACE HINCAPIÉ EN LAS SIGUIENTES OCHO ESTRATEGIAS EN PARTICULAR:

1. Crea un mandala de naturaleza. Debería haber un sitio especial en los terrenos del monasterio que sirva como ofrecimiento para todas las cosas maravillosas de la naturaleza; flores, árboles, agua…; reconociendo que la Tierra misma es un ofrecimiento. Esto se corresponderá con tu propia tradición Kagyu ya que el monasterio de Tsurphu es conocido como el lugar celestial e incluso como mandala de Chakrasamvara. Si no se dispone de terrenos, considerad hacer un jardín en el tejado.

2. Los monasterios deberían tener su propio huerto. Otra opción es compartirlo con el resto de la comunidad en terrenos comunes. El resultado debería ser un modo de vida saludable y amistoso con el medio ambiente.

3. No compréis demasiados coches. Últimamente existe la tendencia a que los altos lamas deben disponer de un coche, pero esto no es necesario. Recuerda lo dañinos que son los coches para el medio ambiente; emiten dióxido de carbono y contribuyen en gran medida al cambio climático. Piénsalo dos veces a la hora de comprar uno.

4. Reduce el uso de plásticos; ya sea agua embotellada o el plástico que envuelve la fruta o los caramelos. En cualquier caso, haz el esfuerzo por comprar el producto que tenga menos embalaje.

5. No desperdiciéis comida, ni en las cocinas ni en los comedores.

6. Los vegetarianos deberían diferenciar entre los distintos tipos de huevos disponibles: Fertilizados, no fertilizados, y los que provienen de aves no enjauladas. Aunque no nos comamos su carne, muchas de las gallinas ponedoras son maltratadas en los gallineros.

7. Los monasterios deberían hacer todo lo posible por usar energía solar y eólica para reducir su dependencia de formas energéticas dañinas. Hay muchas opciones en los Himalayas para instalar energías limpias. Por favor, estudiad esta posibilidad.

8. Está claro que los bosques son muy importantes para la vida en la Tierra. Todos los presentes en esta conferencia os habéis comprometido a plantar 25 árboles por persona este año. Sin embargo, no limitéis vuestros esfuerzos a eso, y continuad protegiendo y restaurando los bosques.

Traducción de Carlos J. de Pedro para SanghaVirtual.org

Anuncios

2 thoughts on “Su Santidad el 17º Karmapa: "108 cosas que puedes hacer" por el medio ambiente

  1. Maravillosos consejos. Llevo años trabajando con mis alumnos en el proyecto Agenda Escolar 21 y he encontrado ideas nuevas que para trabajar con ellos. Os lo agradezco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s