Su Santidad Trijang Rinpoché: Aclaraciones sobre el Tantra

<<< Volver al índice de Enseñanzas

Su Santidad Kyabje Trijang Rinpoché fue asistente filosófico y tutor de Su Santidad el 14º Dalai Lama durante más de catorce años, y discípulo directo de Pabongka Rinpoché. Su Santidad ha sido maestro de maestros, entre ellos Lama Yeshe, Lama Zopa Rimpoché, Zong Rimpoché y muchos otros. Su reencarnación es Tenzin Lobsang Gyatso, un joven monje residente en el Centro de Estudios Budistas Rabten Choeling, en Suiza. Enseñanza traducida al inglés por Gavin Kilty para la FPMT y al español por Carlos J. de Pedro para Sangha Virtual.

La relación entre el Tantra budista y el Tantra hindú

Aunque algunos expertos dicen que el Tantra budista ha derivado del Tantra hindú, esto no es correcto. La teoría prevalente entre aquellos que se adhieren a los comienzos del Hinayana, se basa en el parecido superficial de varios elementos de ambos sistemas, como las formas de las deidades, la meditación sobre venas y vientos mentales, los rituales de fuego, etc. Aunque algunas prácticas concretas, como la repetición de mantras, son comunes a las tradiciones tántricas tanto hindús como budistas, su interpretación, es decir su significado profundo, es enormemente diferente. Es más, el Tantra budista es superior, porque, como no ocurre en el hinduísmo, incluye los tres aspectos principales del camino: Renuncia, la actitud de Iluminación, y la filosofía correcta.

Para más detalle: Aunque incluso los animales quieran liberarse del sufrimiento, hay practicantes no budistas que desean ser libres de los sentimientos contaminados y que cultivan el estado preparatorio de la cuarta absorción (Dhyana). Incluso hay algunos no budistas que de forma temporal renuncian a sentimientos contaminados de felicidad, y alcanzan estados más elevados que las cuatro absorciones. Sin embargo, sólo los budistas renuncian a todo esto, además de a los estados neutros y al sufrimiento que todo lo empaña. Entonces, por medio de la meditación sobre el sufrimiento junto con sus causas, que son oscurecimientos mentales, pueden abandonarse para siempre. Es por esto que, mientras los no budistas meditan en los estados de forma y no-forma y alcanzan lo más elevado de la existencia mundana, el Samadhi, no pueden abandonar los oscurecimientos mentales de este estado. Así que, cuando se encuentran con las circunstancias adecuadas, el enfado y otras pasiones surgen, se crea karma, y la rueda de la existencia cíclica empieza a girar otra vez.

Por ésta y otras razones similares, estas prácticas no son adecuadas para incluirse dentro del Mahayana. No se asemejan ni al camino habitual del Sutra, que comprende la actitud de la renuncia que desea liberarse del ciclo de renacimientos, la sabiduría que comprende de forma correcta la ausencia de ego que es la filosofía correcta de actuar como oponente de la ignorancia, que es la raíz de la existencia cíclica, y el desarrollo de la mente que busca la completa iluminación por todos los seres sintientes; ni se asemeja tampoco a las prácticas del camino tántrico exclusivo del Gran Vehículo.

Los orígenes del Tantra

Los tantras fueron expuestos por el propio Buda en persona en la forma de su manifestación suprema como monje, también como el gran Vajradhara, y en otras manifestaciones como deidad central en mandalas específicos. Los grandes seres Manjushri, Samantabhadra, Vajrapani y otros, a petición del Buda, también enseñaron algunos tantras.

En cuanto a las cuatro clases de Tantra, los Kriyatantra fueron enseñados por el propio Buda en forma de monje, en el reino de los treinta y tres reyes, en la cima del Monte Meru, y en el mundo humano, donde los oyentes principales eran Manjushri y otros.

Los tantras Pung Zang fueron enseñados con la forma de Vajrapani. Otros fueron enseñados por el maestro, Buda en persona, y con sus bendiciones algunos más fueron expuestos por Chenrezig, Manjushri y Vajrapani, mientras que algunos más fueron presentados por dioses mundanos.

Los Karyatantra fueron enseñados también por el maestro Buda en la forma de su manifestación suprema en los reinos celestiales y en el reino llamado “Base y Existencia Adornadas con Flores”.

Los Yogatantra fueron enseñados también por el Iluminado cuando se manifestó en la forma de la deidad central de cada mandala en lugares como la cumbre del Monte Meru, y en el Quinto Reino del deseo.

Los Anuttaratantra fueron enseñados por Buda también. En la Tierra de Ögyan, el Buda, manifestándose como el mandala de Guyasamaya, enseñó este tantra al Rey Indrabodhi.

Los Tantras de Yamantaka fueron enseñados por el maestro Buda en la época en que subyugó las fuerzas demoníacas, a petición de, bien la consorte de Yamantaka, bien la consorte de Kalacakra.

Detalle del mandala de Kalacakra (Kalachakra).

El Hevajratantra fue enseñado por el Señor Buda cuando surgió en la forma de Hevajra en la tierra de Madgadha, en la época en que destruyó los cuatro maras. Este tantra fue solicitado por Vajragarbha y por la consorte de Hevajra. Y cuando se lo solicitó Vajrayogini, el Buda en manifestación de Heruka en la cumbre del Monte Meru, enseñó el Tantra Raíz de Heruka, y a petición de Vajrapani, enseñó el tantra explicativo.

En cuanto al tantra de Kalacakra, el poderoso Buda fue al Sur, al glorioso santuario de Dharnacotaka y allí, manifestándose como el mandala del discurso de Dharmadatu, habló coronado por el mandala de Kalacakra ofreciendo este tantra al Rey Chandrabhadra y otros.

Aunque adoptó muchas manifestaciones diferentes, en realidad los tantras fueron siempre enseñados por el maestro iluminado, el Señor Buda.

Qué es lo que ocurre durante una iniciación tántrica

En las iniciaciones de cada una de las cuatro clases de Tantra hay muchas diferencias, algunas importantes y otras pequeñas, así que una iniciación no es suficiente para todos los mandalas. En el momento de la iniciación, algunos discípulos afortunados y cualificados, cuando reciben esa iniciación de parte de un maestro cualificado, desarrollan la sabiduría de la iniciación en sus contínuos mentales. A no ser que esto ocurra, sentarse en filas de iniciados y experimentar las iniciaciones de la vasija y el agua, etc. implantarán instintos de escuchar el Dharma, pero poco más. Se necesita estudiar Tantra para recibir una iniciación, porque si los secretos del Tantra se enseñan a alguien que no ha recibido una iniciación, el maestro caerá en la séptima falta raíz de los tantras, y la explicación no será de ningún beneficio en absoluto a la mente del estudiante.

La relación entre Sutra y Tantra

En cuanto a la renuncia y la bodichita, no hay diferencia entre el Sutrayana y el Tantrayana, pero en cuanto a la conducta sí que la hay. Se han enseñado tres clases de conducta: El discípulo que admira y tiene fe en el Hinayana debería separarse de todo deseo; el discípulo que admira el Mahayana debería pasar por los distintos estadios y practicar las perfecciones; mientras que aquel que admira las profundas enseñanzas del Tantra debería esforzarse en trabajar con su comportamiento en el camino del deseo.

Desde el punto de vista filosófico, no hay diferencia en la vacuidad como objeto cognitivo, pero sí la hay en el método de su realización.

En la tradición de los sutras, la mente consciente se involucra en la meditación sobre la vacuidad, mientras que en el tantra está relacionado con la sabiduría innata, una mente extremadamente sutil, y la diferencia, por tanto, es enorme. La práctica principal del Sutrayana, involucrándonos en el camino como causa para alcanzar el cuerpo de la forma y el cuerpo de la sabiduría de un Buda, es la acumulación de sabiduría y virtud durante tres incontables eones y el cumplimiento de las realizaciones búdicas de uno mismo. Por tanto, el Sutrayana es conocido por ser el vehículo causal. Mientras que en el Tantra, uno se concentra y medita, incluso como principiante, en las cuatro purezas completas que son similares al resultado; es decir, el completo cuerpo puro, puro estado, puras posesiones y puras acciones de un ser iluminado. Así pues, el Tantra es conocido como el vehículo del resultado.

Las Cuatro Tradiciones

Respecto a la tradición del Sutra, la explicación de Hinayana y Mahayana es la misma en todas las cuatro grandes tradiciones. También, en lo que se refiere a las prácticas preliminares, no hay diferencias aparte de los nombres. En la tradición Gelugpa se llama “Estadios del Camino de los Tres Motivos”; en la Kagyupa se llaman “Los Cuatro Caminos para Cambiar la Mente”; los Sakya se refieren a la “Separación de los Cuatro Apegos”, mientras que los Dri-gung Kagyu hablan de “los Cuatro Dharmas de Dagpa y los Cinco de Drigung”.

En Tantra, la forma en que cada maestro en particular dirija a los discípulos en el camino depende de su propia experiencia y de las instrucciones de los textos raíz, junto con los comentarios de practicantes destacados. Todo ello resulta en que la entrada en la práctica pueda tener algunas pequeñas diferencias. Sin embargo, todo es lo mismo a la hora de conducir al estado de Vajradhara.

2 thoughts on “Su Santidad Trijang Rinpoché: Aclaraciones sobre el Tantra

  1. El comentario de André Van Lisebeth en su libro sobre Tantra, me parece muy razonable. El Tantra indio parece ser históricamente anterior al propio Buda Shakyamuni, de hecho hay linajes de Tantra indio que dicen remontarse a unos 7000 años o a la edad del bronce…
    Me adhiero pues a la opinión de que el principe Sidharta practicaba Tantra (indio) con sus 5 compañeros en bosque antes de alcanzar la Iluminación y que posteriormente incorporó prácticas tántricas en el Budismo por dicho motivo.
    Cierto que el Tantra indio y el budista son hoy en día bastante diferentes, pienso que el Tantra indio se observa muy muy degenerado en ciertas escuelas y sin embargo el budista se conserva mucho más puro, pero ello no es motivo para contradecir lo que parece evidente: El Tantra Indio parece ser históricamente mucho más antiguo y por tanto si uno derivase del otro, sería el Tantra Budista el que vendría del indio y no al revés, por mucho que nos guste o disguste a los propios budistas entre los cuales me encuentro.

    Eduardo González

  2. Muy agradecida por esta enseñanza.
    Está redactada de una forma simple y clara, me ha servido para entender muchas cosas. Entre ellas que yo pensaba que Guyasamaja era una deidad y ahora entiendo que es el mandala.
    Muy agradecida!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s