Quién era Buda

8520marker20stone20-20the20exact20birthplace20of20buddha
Templo de Mayadevi (Lumbini, Nepal). Esta piedra es el lugar exacto en el que nació Siddharta Gautama, el Buda.

El Buda vivió aproximadamente 550 años antes que Jesucristo. Su nombre era Siddhartha Gautama, apodado el Sakyamuni, por ser heredero al trono del reino Sakya, un pequeño estado independiente en Lumbini (Nepal).

 

Antes de nacer, el ermitaño Asita le dijo al rey que su hijo sería, bien un gran emperador, bien un gran santo que abandonaría el palacio para dedicarse a la vida espiritual. Preocupado, decidió mantener al príncipe aislado del resto del mundo, proporcionándole todos los lujos y comodidades mientras le formaba como futuro rey.

Cuando tenía veintinueve años, el príncipe insistió en querer conocer el reino. Se organizó un paseo entre el palacio y la capital, Kapilavastu. Insatisfecho con una visita tan controlada por su padre, Siddhartha pidió ayuda a su sirviente Channa para hacer algunas escapadas más sin que el rey lo supiera. Durante estas excursiones el príncipe se sintió enormemente impactado al ver un anciano achacoso, un enfermo aquejado por las molestias y un cadáver durante un funeral. El príncipe no comprendía por qué todo el mundo debía experimentar aquellas cosas. Algo no encajaba. En último lugar, se fijó en un asceta, un hombre que había dejado atrás todas sus ocupaciones mundanas para buscar en la espiritualidad una solución a aquellos sufrimientos de la enfermedad, la vejez y la muerte.

Poco después se despidió de su esposa y su hijo mientras dormían, y aprovechando la oscuridad de la noche, su sirviente preparó dos caballos. Cuando llegaron a la frontera del reino, Siddharta se quitó su ropa y sus joyas principescas, se cortó el pelo, e insistió a Channa para que volviese con todo aquello al palacio.

Durante cinco años se acercó a distintos maestros espirituales, pero siempre hacía preguntas que ninguno le sabía resolver, comprobando que seguir a estos maestros no era el camino para acabar con los sufrimientos. Por tanto, decidió seguir adelante vagando en solitario, dejando de alimentarse y meditando sobre cómo trascender las penurias mundanas. Eventualmente se relacionó con varios otros ascetas, pero se separó también de ellos al comprobar que lo único que conseguía dejando de comer y pretendiendo ignorar su propio cuerpo eran dolores y molestias, impidiéndole pensar con claridad y concentrarse en meditación, y lo consideró como un extremismo innecesario.

bodhgaya
El templo de Mahabodhi (Bodhgaya, India) es Patrimonio de la Humanidad y conmemora el lugar donde Buda alcanzó la Iluminación. Desde que el árbol original fuese destruido por primera vez, ha sido replantado en tres ocasiones en el mismo punto exacto.

Encontrándose en Bodhgaya (India) repuso fuerzas aceptando un ofrecimiento de comida y lavándose. Se sentó bajo un árbol y se propuso permanecer en meditación hasta dar con la forma de trascender todo sufrimiento. Se dice que permaneció bajo el árbol durante siete días hasta que su mente alcanzó la perfección, entrando en Nirvana, la sabiduría definitiva y completa sobre la existencia, y cesación absoluta de la ignorancia, el apego y el enfado, identificándolos como los “tres venenos” de los cuales surgen la totalidad de los sufrimientos. Sin ignorancia, sin apego y sin enfado, no existe el sufrimiento. Si no existe el sufrimiento, no existe causa ni razón alguna para seguir renaciendo vida tras vida. Si no hay causa para renacer, entonces vejez, enfermedad y muerte acaban por extinguirse. El príncipe Siddhartha, el Sakyamuni, se había convertido en el Despierto, el Tathagata, el Baghavan, el Conquistador… el Buda.

 

A partir de entonces, la única razón de ser de cada instante de su existencia fue transmitir sin descanso enseñanzas absolutamente perfectas y sin error alguno sobre la realidad de la existencia en general, siempre con el objetivo último de alcanzar la extinción del sufrimiento de todos los seres sintientes. Su manifestación como ser plenamente iluminado permitió que muchos de sus discípulos alcanzasen realizaciones muy altas, cuando no la propia Iluminación también, demostrando así que efectivamente su doctrina era válida y atrayendo un gran número de seguidores en poco tiempo.

El Sakyamuni murió por última vez a los 80 años en Kushinagar (India), pasando su mente del Nirvana al estado de Maha-Parinirvana. En sus últimos momentos como ser humano le preguntaron quién sería entonces el maestro, a lo que él respondió que el maestro sería la propia enseñanza en sí.

Anuncios